fbpx
skip to Main Content
El Embarazo Y La Lactancia En El Trabajo: Lo Que Deben Saber Las Trabajadoras De Nueva York

El Embarazo y La Lactancia en El Trabajo: Lo Que Deben Saber Las Trabajadoras de Nueva York

¿Eres una trabajadora embarazada, una trabajadora que ha dado a luz recientemente o que actualmente está en lactancia en el Estado de Nueva York y/o la Ciudad de Nueva York? Si es así, usted tiene derechos en su lugar de trabajo bajo las leyes del Estado de Nueva York y la Ciudad de Nueva York.

Discriminación por el Embarazo

Es ilegal bajo las leyes de la Ciudad de Nueva York y el Estado de Nueva York que un empleador trate a una trabajadora diferentemente por causa de embarazo.

Por ejemplo:

  • Es ilegal despedir o reducir las horas de una trabajadora porque está o puede quedar embarazada.
  • Es ilegal tratar a una trabajadora distintamente que a los otros trabajadores solamente porque está embarazada.
  • Es ilegal acosar a una trabajadora porque está embarazada.

Ajustes por el Embarazo

En la Ciudad de Nueva York y en el Estado de Nueva York, la ley de Ajustes por el Embarazo del Estado de Nueva York y la Ley de Equidad para Trabajadoras Embarazadas de la Ciudad de Nueva York ambas requieren que los empleadores proporcionen ajustes razonables – o modificaciones en los deberes del trabajo—con fin de ayudar a las trabajadoras embarazadas a mantenerse saludable y capaces de trabajar, a menos que sea una dificultad o un costo excesivo para el empleador. Usted puede solicitar un ajuste relacionado con el embarazo, el parto o condiciones médicas relacionadas, incluyendo la lactancia.

Si trabaja en el Estado de Nueva York, su empleador puede pedirle que provea una nota de parte de su proveedor médico para confirmar que necesita el ajuste (sin embargo, usted tiene el derecho a que esa información se mantenga confidencial).

Si trabaja en la Ciudad de Nueva York, para un empleador que emplea cuatro o más trabajadores, su empleador no le puede pedir o requerir que provea una nota de parte de su proveedor médico para justificar el ajuste, a menos que esté pidiendo licencia de trabajo.

Algunos ejemplos comunes de ajustes razonables incluyen:

  • Permiso de ausencia para asistir visitas prenatales y postnatales
  • Tareas de carga ligera
  • Cambios en los deberes de una empleada, o una transferencia temporaria a un puesto menos exigente. Esto solamente aplica si la empleada pide un cambio o una transferencia; el empleador no puede decidir unilateralmente que va a transferir a una empleada porque está embarazada
  • Un horario de trabajo modificado
  • Contacto limitado con otros empleados y clientes para reducir el riesgo de contratar COVID-19
  • O trabajar a distancia, si su trabajo se puede hacer desde casa
  • Permiso de ausencia para recuperación del parto

Ajustes por la Lactancia

En el Estado de Nueva York, la ley requiere que los empleadores provean tiempo y un espacio para extraerse la leche materna en el lugar de trabajo, tal como ajustes para necesidades relacionadas a la lactancia (por ejemplo, si requiere un uniforme de talla más grande porque  está extrayéndose la leche materna). El espacio debe ser privado y no puede ser un baño.

Además, trabajadoras en la Ciudad de Nueva York que trabajan por un empleador con cuatro o más empleados tienen el derecho a los siguientes ajustes, con tal que no sean excesivamente difícil o costosos para el empleador:

  • Un enchufe eléctrico
  • Una mesa o una superficie plana, y una silla
  • Un refrigerador y agua potable cerca del espacio designado
  • Acceso a la póliza del empleador con respecto al espacio de lactancia

Recuerde que, bajo todas estas leyes, su empleador no puede tomar represalias en su contra por solicitar o usar un ajuste. Estas leyes también aplican sin importar su estatus migratorio.

¿Tiene preguntas sobre sus derechos relacionados al embarazo o al amamantamiento en su lugar de trabajo? Si es así, visítenos en línea o llame nuestra línea de ayuda gratuita y confidencial al 1-833-NEED-ABB (1-833-633-3222).

Back To Top